La Asociación de Médicos Funcionarios (Amfu) calificó como insostenible las actuales condiciones laborales en el recinto, las que se encuentran limitadas por el presupuesto donde, aseguran, los insumos no están o no se reponen. Colegio Médico de Valparaíso alerta sobre una posible fuga de profesionales de la red pública de salud.

La crisis en la salud pública suma y sigue en la región de Valparaíso. Esta vez los médicos especialistas del hospital San Martín de Quillota denunciaron la falta de insumos básicos y equipamientos de atención de vital importancia en las distintas unidades de ese recinto asistencial. Consecuencias que podrían repercutir, dice Juan Eurolo presidente del Colegio Médico de Valparaíso, en las nuevas instalaciones y equipamiento de recurso humano del nuevo hospital BiProvincial Quillota-Petorca.

El dirigente agregó, luego de recabados los antecedentes con los facultativos que trabajan en ese centro, que “la falta de recursos físicos está repercutiendo en el retraso en cirugías de cáncer a la vejiga, donde se requieren equipos que no se han repuesto debidamente, entre otras patologías. Igualmente, los especialistas no han podido trabajar y aplicar endoscopias por la falta de insumos. En la UCI y la UPC han existido problemas para regular la temperatura de enfermos en caso de hipotermia y no hay ventiladores mecánicos adecuados para la atención. Asimismo, dos destacados cirujanos que atienden a pacientes con insuficiencia renal crónica, y que han solucionado los inconvenientes del sector, tienen sueldos bajísimos. Situación que consideramos un maltrato a su importante labor”.

Estos hechos fueron corroborados por el presidente de la Asociación de Médicos Funcionarios (Amfu), Pedro Cordero, quien sumó otro conflicto latente: “la condición de los cerca de 10 nuevos médicos integrados al recinto este 2019, que están realizando la devolución de la beca -Periodo Asistencial Obligatorio (PAO)- y que no cuentan con el pago de las asignaciones de especialidad. Ante esta crisis de recursos, las autoridades de salud han planteado reasignarlas, castigando a médicos especialistas de más de 30 años de labor. Situación que tampoco es compartida por Amfu y Colegio Médico de Valparaíso, pues no ha existido la debida regulación cada tres años de la Autoridad como indica la ley”.

Para Juan Eurolo, presidente del Colegio Médico de Valparaíso es “evidente el mal momento y los graves problemas que vive la región en tema de recursos físicos y capital humano de la red pública de salud. Hemos asistido a esta reunión, invitados por los médicos del hospital representados por Amfu por los problemas detectados debido a la falta de recursos y el trato no adecuado a los profesionales”.