Instituciones médicas se reúnen con Presidente de la CNA para abordar acreditación de programas de especialidades

26

En la instancia, los directivos plantearon su preocupación por la lentitud que se registra en el proceso y solicitaron ver las alternativas legales para que APICE pueda aportar desde su conocimiento en el área a agilizar estos trámites, considerando, además, la relevancia para garantizar la calidad de los programas que se imparten en el país para los profesionales de la salud.

Este lunes, los presidentes del Colegio Médico de Chile, Dr. Patricio Meza; de la Asociación de Sociedades Científicas-Médicas de Chile, Dra. Carmen Gloria Aylwin; de la Asociación de Facultades de Medicina de Chile, Dr. Antonio Orellana; y de la Academia Chilena de Medicina, Dr. Emilio Roessler, se reunieron con el presidente de la Comisión Nacional de Acreditación, Andrés Bernasconi, para plantearle sus aprensiones respecto a la situación actual de la acreditación de los programas de especialidades médicas y proponerle un trabajo colaborativo para poder agilizar estos procesos, a través de APICE.

Después que la nueva ley de educación superior eliminara la figura de las “agencias acreditadoras”, entidades privadas autorizadas por la ley actual para estudiar y proponer a la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) la acreditación voluntaria de programas universitarios, esta función radica exclusivamente en dicho organismo estatal, dejando fuera a la Agencia de acreditación de Programas y Centros formadores de especialistas médicos, APICE, corporación privada sin fines de lucro, cuyos socios son la Academia Chilena de Medicina del Instituto de Chile, el Colegio Médico de Chile A.G. y la Asociación de Sociedades Científicas de la Medicina nacional (ASOCIMED), y que, hasta antes del cambio normativo, era la única institución privada autorizada para estudiar y proponer a la CNA la acreditación voluntaria de los programas de formación de especialistas.

Mientras que en sus 9 años de existencia, APICE estudió y propuso a la CNA la acreditación de 158 programas de formación de especialistas (55% del total), desde 2019, el órgano estatal sólo ha acreditado a 9. Es esta lentitud en el proceso la que preocupa a la comunidad médica, considerando que es fundamental garantizar la calidad de los programas de formación de los especialistas que se desempeñan en los sistemas público y privado de la medicina nacional. «Nos preocupa la calidad de los profesionales que trabajan en cada rincón del país. Esa calidad está en riesgo si no se acreditan los programas», explicó la Dra. Aylwin.

Por su parte, el Dr. Roessler destacó entre las fortalezas de APICE que «estaba formada por la comunidad médica, no tenía fines de lucro y los evaluados eran personas con larga trayectoria docente». A lo que la Dra. Aylwin agregó que «había mucho trabajo en terreno, no era un simple check List».

En esta línea, el Dr. Meza solicitó al presidente de la CNA poder analizar las opciones para que, dentro dela ley, APICE pueda volver a colaborar en este proceso, para así avanzar en esta tarea pendiente. «Nos preocupa que se puedan estar formando profesionales sin la calidad necesaria, sin campus clínicos adecuados, sin prácticas», acotó el dirigente.

Andrés Bernasconi reconoció que tienen un gran desafío en la materia y que una de las mayores dificultades que tienen es la de conseguir pares evaluadores, además de la gran cantidad de programas existentes, por lo que se mostró disponible a buscar alternativas de colaboración.