CRConcepcion_horizontal

Desde la Mesa Directiva Regional del Colegio Médico queremos, en estos momentos de esperanza y desesperanza en Chile; esperanza por las miles de personas buscando paz social, y desesperanza por los tantos que están haciendo daño en forma violenta. En este contexto de esperanza y desesperanza queremos declarar a nuestros médicos y a la población:

PRIMERO Condenamos toda forma de violencia.

La violencia de la injusticia social que nos tiene con pensiones indignas con sistemas de salud para pobres y para ricos, con sistema de educación para ciudadanos clase A y clase B, con colusión en la venta de medicamentos y en la venta de alimentos,

La violencia política, con parlamentarios ganando sueldos millonarios, habiendo a veces tenido pocos votos para llegar hasta ese lugar, y discutiendo un peso más o menos para el sueldo mínimo.

La violencia de la brutalidad en las calles con personas que han destruido sin medida infraestructura urbana pública y privada que tanto ha costado a los chilenos.

Condenamos toda forma de violencia entre compatriotas.

La violencia sólo  engendra odio.

SEGUNDO Convocamos a nuestros colegas al máximo y fiel cumplimiento del deber de la vocación; atención con la mejor medicina y la mayor humanidad a cada una de las personas enfermas.

Convocamos a los médicos de los CESFAM, de los Hospitales y de las clínicas privadas a ejercer la medicina con la mayor eficacia y con la mayor ternura en el trato a sus pacientes, en este especial momento que vive el país. Nuestros  pacientes requieren eso.

Les pedimos que atiendan a todos los pacientes, que no suspendamos actividades.

Lo que ocurre no es responsabilidad de los enfermos.  A ellos no les corresponde pagar las consecuencias.

Tenemos que ser suficientemente inteligentes para manifestarnos sin necesidad de afectar al sujeto de nuestra vocación.

TERCERO Pedimos al Gobierno que reconozca y corrija los errores propios y de los Gobiernos anteriores.  Los hospitales hace muchos años que agotan su presupuesto en, octubre o noviembre, el per cápita de la APS hace muchos años es insuficiente. Los Médicos de Familia no ejercen su labor porque no se les permite.

Tenemos Servicios en que a los médicos les rebajan los sueldos y les quitan las asignaciones.  No se comprende que hay tomas de caminos y dificultades en los accesos.

Queremos comprensión de la autoridad para con los médicos que han elegido estar en el Servicio Público ejerciendo su vocación.

CUARTO Llamamos a cada a colega a participar de las manifestaciones ciudadanas, de acuerdo a su conciencia, los llamados de su Iglesia, su Logia, su Partido o Agrupación. Cuidando su propia seguridad y la de su familia.

Los saludamos alegres en la esperanza y seguros de la victoria de paz y la justicia social.

CONCEPCIÓN, martes 22 octubre 2019