Operativo oftalmológico benefició a niños y niñas de residencias de protección del Sename

59

El trabajo voluntario de profesionales del del Colegio Médico, la Sociedad Chilena de Oftalmología y la Asociación de Tecnólogos Médicos en Oftalmología y Optometría, permitió que 38 niños y niñas recibieran atención de esta especialidad, además de lentes certificados para observar el eclipse solar.

Gracias a un trabajo colaborativo entre el Colegio Médico, la Sociedad Chilena de Oftalmología, la Asociación de Tecnólogos Médicos en Oftalmología y Optometría y  el Servicio Nacional de Menores, niños, niñas y adolescentes tuvieron atención oftalmológica preventiva en las residencias familiares Bilbao, Carlos Antúnez y San Miguel.

En la oportunidad también les entregaron lentes con filtro certificado para observar el eclipse solar que será visible en varias regiones del país el próximo 14 de diciembre. Además, hicieron charlas para explicarles a los niños, niñas y adolescentes los cuidados que deben tener para disfrutar este fenómeno astronómico.

La directora nacional del Sename, Rosario Martínez, acompañó a uno de los grupos de profesionales que atendieron en la Residencia Familiar Bilbao. “Agradezco mucho esta iniciativa, porque los niños, niñas y adolescentes que permanecen en estas residencias por orden de un tribunal de familia requieren de todas estas redes de apoyo. Ese es hoy nuestro principal objetivo que tenga atención personalizada y de primer nivel” expresó la directora, agregando que “todos como sociedad somos responsables de su bienestar”.

El vicepresidente del Colegio Médico y oftalmólogo Patricio Meza, señaló que “los niños en Sename requieren de mucho cariño y no solo deben ser una responsabilidad institucional y del país, sino que nosotros como sociedad científica también queremos colaborar. Hoy estamos acá porque de alguna forma queremos visibilizar que tenemos que comenzar a normalizar las atenciones de salud de los niños que hoy están a cargo del Sename”.

Por su parte, la presidenta de la Asociación de Tecnólogos Médicos en Oftalmología y Optometría de Chile, Ximena Solís agregó que “nosotros pretendemos que este tipo de actividades sean permanentes, porque creemos que nuestros niños así lo merecen. Creemos que no solamente como profesionales de la salud, sino que también como sociedad estamos en deuda con nuestros niños. Por lo tanto, yo espero que nosotros podamos seguir trabajando en ello y visitar todos los centros que sea necesario visitar, de tal forma de poder mejorar no solamente la calidad visual de nuestros niños sino también su calidad de vida”.